Noticias

Edurne Pasabán consigue su duodécimo ochomil

Hacia las 4:45 pm, hora local, Edurne Pasabán, Juanito Oiarzabal, Asier Izaguirre y Alex Chicón han hollado la cima de la tercera montaña más alta del planeta, el Kangchenjunga de 8.586 metros, cumbre que supone el duodécimo ochomil de Edurne. Casi dos horas antes llegaba a cumbre su compañero Ferrán Latorre, quinto miembro de la expedición, que ha ocupado la cabecera del grupo durante la agotadora ascensión de hoy.

Edurne y sus compañeros de Al Filo de lo Imposible abandonaban el campo 4 poco después de la medianoche, lo que supone que han necesitado entre 14 y 16 horas para llegar a la cumbre. El progreso de los alpinistas ha sido muy lento debido a la extrema dificultad del terreno – principalmente corredores de hielo y tramos rocosos donde no hay una ruta clara - y al viento, que ha soplado con fuerza, sobre todo durante la noche.

La llegada a la cumbre es una gran noticia, pero no el final de la aventura. Edurne se enfrenta ahora a la parte más complicada de la expedición: el descenso. Mientras el día avanza y cae la noche, la alpinista debe luchar contra el agotamiento, la deshidratación, la distancia y las dificultades del terreno, hasta que al menos pueda llegar a la relativa seguridad de su campo 4. Allí podrá beber, tal vez comer algo, descansar y, en definitiva, recuperar las fuerzas suficientes para proseguir mañana hasta el Campo Base donde, entonces sí, llegará el momento de celebrar el éxito.

Entretanto Jorge Egocheaga, que ayer decidió no intentar la cumbre, se encuentra de vuelta y a salvo en el campamento base. Al igual que Edurne, en los últimos días ha sufrido un catarro que en su caso ha derivado en síntomas de bronquitis, por lo que prefirió no arriesgarse a que su situación empeorase con la altitud. Como médico de la expedición, nada más llegar a la base de la montaña ha comenzado el tratamiento.

 


 

Fuente:  Por Redacción digital      digital@desnivel.es

Comentarios

Comentarios o sugerencias?